Consejo General de Colegios de Logopedas

C/ Alcalde Salorio Suárez C.C.O Ventorrillo 3º - 1ª planta, local 3
CP: 15010 - A Coruña Tels. 654 033 894 / 881 991 361
info@consejologopedas.com

candado Acceso Consejo

Introduzca su e-mail y le enviaremos una nueva clave:

boletines

Suscríbete para mantenerte informado de las últimas noticias del Consejo.

cargando

Ana Vázquez: «Si a los políticos los preparase un logopeda, su mensaje sería mejor» La presidenta del Consejo de Colegios de Logopedas de España rechaza los foros de Internet llenos de «consejos nefastos»

8 de junio de 2015

Publicación de la Voz de Galicia. Javier Becerra. A Coruña / la voz, 05 de junio de 2015

Desde la semana pasada Ana Vázquez (Ribeira, 1969) es la representante máxima de los logopedas españoles. Entre sus retos, se encuentra frenar el intrusismo. «En broma decimos que todo el mundo es logopeda hasta que se demuestre lo contrario. Parece que eso y un masaje lo puede hacer cualquier persona. Y no, porque tiene riesgos directos en la salud», explica.

-Reclaman mayor introducción de la logopedia en hospitales y colegios. ¿Por qué?

-De las profesiones sanitarias es de las que menos impacto tiene en los organismos públicos y sanitarios. En los centros de salud todavía no hay logopedas. Y en los hospitales hay, pero no suficientes. En los colegios no podemos trabajar, ya que no somos profesionales de la educación. En casos de trastornos de lenguaje podíamos intervenir, pero no transigen. Si lo comparas con Holanda, Inglaterra o EE.UU. estamos muy mal.

-¿Qué le parece, por ejemplo, la gente que pronuncia mal la erre pero dice que no es un problema, sino un rasgo de personalidad?

-El trastorno de la articulación de fonemas parece que es considerado más benigno. Se dice que, sí, es un rasgo propio. Yo, por ejemplo, tengo artritis, ¿es un rasgo propio? No, tiene un solución. Parece que hay una tendencia a decir «soy diferente», porque no te afecta mucho en la vida [risas]. Hay gente que tiene joroba y está muy contenta. Pero es un problema

-¿Tienen algún efecto negativo las nuevas tecnologías?

-A nivel de información escrita nos viciamos. Pero la electroescritura no es el mayor desafío de un logopeda. Nos preocupan más las páginas web de solución inmediata de problemas logopédicos. Eso es un peligro. Esos foros de padres en los que te dicen: «Yo tenía un problema con la erre y empecé a repetir «El perro de San Roque no tenía rabo»». Pues no, si tienes un problema con la erre y la repites tendrás el doble de problema. Esos consejos son nefastos.

-La gente se queja que o se tiene dinero o no hay manera de tratarse con un logopeda.

-La sanidad pública debería atender todos los problemas, pero también es cierto que los tratamientos logopédicos no son los más caros. No te diré precios, porque hay mercado libre, pero una sesión de un tratamiento logopédico puede costarte lo mismo que una de fisioterapia

-Ya, pero el dolor físico genera más urgencia.

-Claro. Si un hombro duele le intentas poner remedio, pero el cerebro no. Y cuando te das cuenta es demasiado tarde. El cerebro es poderosísimo en construir, pero también en destruir. Y necesita tiempo.

-¿Es cierto que la dislexia se detecta cuando un niño no conoce la derecha o la izquierda?

-No. Hay padres que dicen que su hijo tiene dislexia porque el niño usa la izquierda y la derecha sin ningún criterio. Eso es ser ambidiestro. La dislexia aparece con la lectura y la escritura. Esos son mitos, igual que decir que si tienes un remolino en la cabeza es más posible que sufras un ACV [accidente cardiovascular] antes de los treinta años.

-¿Y los adultos que apuntan mal los teléfonos o se comen vocales al escribir?

-Eso tiene que ver con el estrés y un aturullamiento en a suplencia mental. Cuando tienes muchas cosas en la cabeza tiras de eso. Yo digo: «Quiero una achicha». Eso se transforma en tu cabeza en salchicha. ¿Pero qué pasa si cuando lo escribes pones chicha y ya no tiene nada que ver? La única solución a eso es rebajar la actividad, no una intervención logopédica. Luego está la ansiedad. Sobre todo al hablar en público. Hay técnicas. Mantener los silencios, cambiar la entonación,... muchas cosas para mejorar. Si a los políticos los preparase un logopeda, su mensaje sería mejor.

-¿A qué políticos les haría falta?

-A todos [risas]. Yo tengo mis favoritos, pero no puedo decirlo.

Ana Vázquez. Presidenta del Consejo de Colegios de Logopedas de España